Contacto: speechless-blog@hotmail.es

19 de marzo de 2017

TRES años de teta: DESTETE

Hace más o menos un año escribía sobre el destete progresivo (aquí).
Os contaba que apostaba por un destete progresivo y tras una etapa de "living la teta loca" logramos un amamantamiento normal para mí (de 5-2 tomas diarias).

La técnica del No Ofrecer, No Negar dio maravillosos resultados, sumada a la técnica de distraer y el factor padre.
Al ver que no se la negaba Pirata volvió a relajarse y a sentirse seguro de que si la necesitaba ahí la tenía disponible.
Distraerle en casa a cierta edad no funcionaba mucho, así que opté por parques y ludotecas y durante un breve tiempo hasta gocé de la ayuda de un ángel/niñera mágica.
Con esto perdí dos cosas importantes, la toma larga de después de comer y la siesta. Mi teoría de que mi leche es opiácea para mi hijo es absolutamente cierta. Sin teta no hay siesta.

Con el factor padre y el traslado del niño a su habitación se acabaron las tomas nocturnas, resulta que el mozalbete se desvelaba con los ronquidos (atronadores, ¿los oís? no es una tormenta, ¡es mi marido!) de su padre y claro, a mi hijo le gusta dormirse rápido y no sabe hacerlo solo, así que... "tetita pofavó".

Desde hace meses hace una toma al día, como mucho dos y a veces, si se dormía en el coche, pasaba un par de días sin toma. Así empezó la despedida.
Al principio me dolían y acababa metiéndome en la cama de Pirata para que tomara un chupito y liberara presión tetil. Pero en breve eso dejó de suceder, no me dolían. La producción iba disminuyendo progresivamente.
Cómo sabía que el fin estaba cerca empecé a disfrutar con los 5 sentidos cada toma por si era la última, fueron muchas tomas así, maravillosas, tranquilas, de mirarnos a los ojos, verle dormirse a mi pecho, de oler su pelo que siempre huele tan bien, de escuchar en silencio y sentir nuestros corazones latiendo tan cerquita, ese sabor dulce en los labios de cuando te sientes plena y feliz.
El sentimiento de que tanto sacrificio, dolor, escozor, etc, tenía una grata recompensa al final del camino que bien valía todo esfuerzo.
No di el pecho por su salud, ni por recomendaciones, ni por sentirme más mujer, lo hice porque me dio la real gana, aunque a veces quise dejarlo y dudé de mí, pero seguí porque le hacía bien a él y quise, era lo que me hacía sentir bien también a mí. Lo demás no importa, me sentiría igual de madre y feliz si hubiera dado biberón, de hecho dí muchos al principio con una lactancia mixta de mucho éxito. Resulta que lo más bonito de dar el pecho también lo tiene dar el biberón y es la libertad de poder elegir con seguridad lo que te hace sentir mejor.
La lactancia me dio el poder de elegir y es justo lo que hice, dicho poéticamente, la teta me hizo libre.
Ha sido el destete de mis sueños, un poco guiado por mí, pero sin malestar ni por mi parte ni por parte de Pirata. Más progresivo imposible. Tal vez me regale una última toma, o no, pero por ahora, han sido casi 3 años de lactancia que empezó mal y acabó fenomenal. Un regalo maravilloso justo cuando mas lo necesitaba, gracias Pirata, ¡cuánto te quiero!.
"Mami no queda leche casi, adiós tetita" me dio besito, me bajó la blusa y me regaló una de sus preciosas sonrisas, así fue el final de la última toma de 10 minutos, jamás la olvidaré.

10 comentarios:

  1. Qué bonito destete! Maravilloso que hayáis conseguido disfrutarlo tanto. Yo por un lado, sé que va a llegar, y me da la impresión de que no va a tardar demasiado, pero por otro, me da penita que se acabe para siempre! Es un lujo haber podido disfrutar tanto de esta faceta de la maternidad, pero hay muchas otras igual de bonitas o más, así que la que no quiera o pueda, tampoco debe sentirse menos o peor madre. Un besote para ese Pirata tetófilo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha dado un poco de penita pero como hemos podido despedirnos tan despacito lo hemos llevado genial, ya era mucho tiempo y también me ha encantado recuperar mis tetis, jajaja.
      Sinceramente no siento cambio alguno, como bien dices he disfrutado (y a veces sufrido) esta faceta de la maternidad exactamente igual que otras y ahora que ha terminado me siento satisfecha. Besotes!

      Eliminar
  2. Qué bonito es Pirata¡¡ Me ha encantado la última frase y cómo lo has descrito. Enhorabuena Ariel¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ha sido un final inmejorable con lo mal que lo pasé, al final el balance ha sido positivo y es con lo que me quedo. Y mas que nunca tengo la certeza que nada hubiera cambiado si en vez de teta hubiera dado biberones. Ahora sin teta seguimos igual de unidos.

      Eliminar
  3. Qué bonito! Qué alegría leer un final tan feliz, sabiendo lo duro que fue al principio.
    Nuestro comienzo tampoco ha sido fácil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno saber que a veces no es tan sencillo y que puede ser una dura batalla, que hay opciones, ahora que acabó no tengo ninguna pena porque tuvo que ser mixta y no pudo ser exclusiva, cosa por la que sufrí mucho las primeras semanas, ojalá alguien me hubiera contado lo poco que importa al final. Lo importante es saborear la maternidad y disfrutar momentos únicos.
      Ánimo y a disfrutar

      Eliminar
  4. Aiss me has emocionado, que bonito! Yo acabo de cumplir 5 años de lactancia, ya que he colapsado la de mi hijo y la de mi hija..Antes me agobiaba mucho que siguiera tomando, xo ahora me parece tan tierno. Ese vínculo que solo la mamá puede tener con su hijo

    Enhorabuena x ese destete tan respetuoso.que gran logro! Y la frase de tu hijo, sin palabras!!

    ResponderEliminar
  5. Aayy, que se me ha saltado la lagrimilla... Son tan bonitos estos niños... Me ha traído recuerdos de nuestro destete, aunque fue un poco más brusco...
    Felicidades por esa "peazo" de lactancia, como bien dices es el mejor regalo, para ambos. Ahora toca vivir otras cosas de la maternidad igual de valiosas,así que, a por ellas.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la maternidad tiene muchas cosas, la lactancia solo era una de ellas. Recuerdo tu destete, fue también bonito.
      No se si bollito, pero Pirata en lo único que ha cambiado es que ya no tengo el poder del cloroformo, por lo demás sigue como siempre. Besos

      Eliminar
  6. Después de su despedida no ha vuelto a pedir, así que fue definitiva y menuda nostalgia.
    Si yo hubiera querido a saber cuanto hubiera durado, pero hace mucho empecé a hacerme la escurridiza, porque a veces me agobiaba con tanta teta y no quería empañar algo tan hermoso, al fin logré que que los buenos recuerdos superen los momentos difíciles de la lactancia. Así que se que dejarlo así despacito pero un poco provocado fue un acierto. Me siento nostálgica, feliz y orgullosa de las decisiones tomadas.
    5 años seguido! Wowwww, Yo pensé también que encadenaría lactancias, pero no pudo ser.

    ResponderEliminar