Contacto: speechless-blog@hotmail.es

11 de septiembre de 2014

Un terrible hallazgo.... casi 6 meses después del parto

Prometí hablar de todos los cambios sufridos en este periodo y tenía pendiente hablar de los cambios emocionales.
El día del parto y el siguiente todo era felicidad, una explosión de energía inesperada (pero no me dejaron levantarme por la lesión medular..., maldita epidural...).
Después una vorágine de sensaciones, por un lado mas feliz por estar ya en casa y por otro lado muerta de dolor de cabeza y de espalda, así que esos primeros instantes en casa como que no los pude disfrutar 100%.
Superados los efectos secundarios de la epidural se me quedó solo la alegría en el cuerpo.
Meses mas tarde de nuevo una mezcla de sentimientos, por un lado cada día mas feliz con mi niño.
Por otro lado... que si problemas con la lactancia, frustración por por no tener "suficiente" leche para el peque, sentimiento de culpa, sacrificio para aumentar la teta, encierro en casa con niño y sacaleches a cada rato.
Y una vez superado esto... pues...
Secuelas:
 ciática, fascitis plantar, dolor y mas dolor...
episiotomía.... puñetera episiotomía, me hizo imposible mantener relaciones, tirantez, dolor y nada, que de ninguna manera ni con lubricante, que no.

Pues bien, todo se ha solucionado, corrigiendo postura al dar de mamar, usando calzado casi plano, ejercicios para la espalda... todo, todo menos lo de la episiotomía, aquí se complica la cosa, porque ya no es el dolor, sino la parte emocional mucho mas aplastante que el dolor físico.
Casi medio año tras el parto nos ha sido imposible mantener relaciones ¿cómo se os queda el cuerpo?.
No, no es normal, mira, los dos primeros meses pensé, vale, me ha tocado, no pasa nada, pero ¿ahora?
Tal vez os parezca exagerado pero me siento mutilada física y emocionalmente, ya no soy yo y me aterra no volver a serlo, la vida de pareja ya no es igual.
De nuevo me siento culpable, dolorida y he llegado a tal punto de esquivar todo tipo de acercamiento por parte de mi marido, es frustrante entrar en situación y que me aterre el dolor, el no poder, mi cabeza no está en lo que tiene que estar y si, duele y mucho, no se puede, no sólo por el dolor porque soy tan bestia que hasta aguantarlo sería capaz, es que directamente: NO ENTRA. Estaba buscando la manera elegante de decirlo, pero es que es así, que no pasa y si insisto lo único que lograremos es hacer un desgarro...

Total, que el ginecólogo sólo me vio que habían cosido de mas la episiotomía, recomendándome usar aceite de rosa de mosqueta, masajear, usar lubricantes y al final... nada, que me haría cirugía correctora y listo.
Pero es que hace unas semanas descubrí algo horrible.
Por fin me atreví a mirar qué demonios pasaba, ví la cicatriz, muy mona, sin relieve ella y en tono blanco, vale, pero no es lo que ví... sino lo que no vi. Mi labio derecho, el labio menor ¿dónde está? NO ESTÁ.

Os aseguro que antes del parto estaba ahí porque me hice montones de veces el masaje perineal (irónicamente para evitar la episiotomía, mira por donde), siempre ha estado ahí, justo en frente de su gemelo el labio menor izquierdo.
Flipada me quedé, pero lo peor estaba aún por descubrir... ya asustada me dije, madre mía, donde está el labio, y al palpar en el interior no sé ni qué encontré... bultos, sí, bultos, dos, como algo mas grande que está partido en dos partes y mas dentro bultitos de menos tamaño, sólo la inspección ya me dolió y entendí ¿cómo demonios vamos a poder tener relaciones?.
Me puse a investigar y puede ser la cicatriz de los puntos internos que se haya . Jamás me molestaron para nada, pero ahí están, dando por saco ahora.
Me desgarré por dentro, no con el niño... que va, sino al expulsar la placenta que le dio por no salir y tuvo que venir la ginecóloca a sacármela de forma manual, hurgándome la entrañas sin poder hacer mas, porque la placenta tiene que salir y a la mía no le dio la gana ¿por qué? pues porque a lo mejor se pasaron con la epidural, que por mas que me ponían no me hacía efecto, claro, si me pincharon donde no era, qué efecto me iba a hacer, ninguno bueno...
Pues ahí tengo mi "maravilloso" descubrimiento.
Feliz, si, feliz como madre, pero inesperadamente desbaratada como mujer, rota es la palabra.
Tengo que ir al ginecólogo ya, pero ni valor tengo, ¿eso también se podrá "reparar"?, para verme bien el gine me tendrá que hacer un tacto de esos que tanto nos gustan...
Y lo peor ¿y si no tiene remedio?, ¿se acabó mi vida sexual?, ¿cómo se siente mi marido? os aseguro que cada día esto me hace sentir peor, pero a su vez no me siento con derecho a entristecerme porque tengo un niño que es lo mejor del mundo y sin duda... si esto tiene arreglo, quiero volver a ser madre, eso sí, a ver quien me pone a mí la epidural, vaya, va a ser peor que poner la primera banderilla a un miura  de 600kg muy cabreado. Ya reviente de dolor, la epidural querid@ anestesista, se la pone usted a su padre.
Que si, que los hay muy profesionales, que un fallo lo tiene cualquiera, pero es que me pinchó 6 veces!!!! y le dije a la segunda que no me la pusiera porque me estaba haciendo bicarbonato, que me dolía mas la punción que las contracciones y ella dale a insistir....
¿conocéis algún caso similar? yo de verdad que es la primera vez que se de algo así....



29 de agosto de 2014

5 MESES

Cambios, muchos cambios.
Físicamente
Pesa 8,900kg y mide 68cm. Este mes ha frenado bastante el ritmo de crecimiento, ha aumentado 700gr y casi 3cm (menos mal porque mi espalda no aguantaba el ritmo anterior de un kilo por mes).
Ya no es tan pelón y su pelo ha pasado de negro (el cual se cayó) a castaño claro, igual que las cejas y pestañas. Sigue siendo blanquito y con los ojos verdes. Su cara es muy redondita.
Usa la talla 9-12 meses en peleles y ranitas y la 6meses en pantalones Mayoral, Zara, etc.
Aún no tiene dientes, pero ya anda molesto con la boca.
 No tiene los pies grandes, pero si gorditos así que si le quiero poner calzado estoy entre la talla 16 y 18.


Su carácter es muy bueno, tranquilo, risueño, curioso, menos cuando le molestan las encías, uff, se cabrea y habla idiomas raros, ¡madre mía! parece poseído ¿dónde está mi bebé?. Menos mal que se le pasa con la teta, mordedores o fruta fresquita que mordisquear (siempre dentro del antiahogo).
Aún no le doy fruta para comer, sólo le dejo que la chupetee para que vaya tomando contacto con diferentes sabores y he de decir que le encanta: plátano, pera y manzana y de paso... que se pone pringado.
El mes pasado empezaba a babear y a meterse cosas en la boca y este mes... ¡muerde! le veo la encía hinchada pero menos mal que aún no tiene dientes, porque me agarra la mano y ¡¡hala!!! a traición a la boca y bocado que te crió, encima pone cara de travieso... si, el pirata gamberro ya pone cara de malo y después se ríe, esa sonrisa y esa mirada tan arrebatadoras...me tiene rendida a sus pies.

Le sonríe a la gente que le dice cosas, y ya muestra preferencias, con algunas personas ni fú ni fá y con otras se monda de la risa aunque no los haya visto antes y sobre todo ríe mucho e intenta llamar la atención de niños y bebés, bueno... y les habla:
- Ajo, ehhh, mmmm, aeeeee.
Pero cambiando mucho el tono, de pronto dulce bebé el ajo y el Ehhhh te lo dice a lo camionero, lo mejor es cuando el otro o otra le contesta...
Sigue siendo poco llorón, sólo cuando tiene hambre el muy bribón o si le cuesta dormirse, ambas cosas se solucionan con la teta. Me pregunto qué voy a hacer cuando deje de darle el pecho...
También cuando despierta y está solo muy de vez en cuando llora como si lo estuvieran asesinando, se calma en lo que tardo en tocarlo.


Habilidades
Se expresa mucho mejor que antes, sigue diciendo "Acua o agua" cuando quiere tetilla. Parecía casualidad pero empiezo a pensar que es su forma de llamar mi atención y le funciona, por eso dice acua y no otra cosa, porque es imposible que haya dado nombre a algo aún.
Se pasa objetos de una mano a otra, coge todo lo que tiene a su alcance (casi siempre un trapo, gasa, o lo que sea de tela), lo coges en brazos y él tiene un trapo enganchado, a veces no sé ni de donde los saca, le apasionan las gasitas o muselinas para bebés.
Tiene mucha habilidad cogiendo sus juguetes y mordedores, ayer le di fruta por probar y me quitaba la cuchara y se la metía en la boca como si llevara toda la vida haciéndolo.
Se coge los pies, sobre todo cuando está mamando, empieza a mover la piernecilla y mano arriba para capturar el pie, así un rato hasta que lo pilla, ahora darle de mamar es de lo mas entretenido, contando además que mas de una patada va a parar a mi pecho, mi pierna, mi barriga...
Cuando mama no quiere que le hablen ni le distraigan, con su pie tiene suficiente, así que calladitos todos que se cabrea y regaña, si señor, te pelea y vaya mirada que te pone de "que te calles que estoy comiendo".
Hace la croqueta, se gira en la cama y rueda de lado, aguanta bastante boca-abajo y si le pongo juguetes delante intenta reptar hasta a ellos, pero su peso no le deja avanzar mucho, jajaja, vaya jamones tiene el peque, dan unas ganas de tirarle mordiscos...
Tiene mas fuerza en las piernas y cuando lo tengo en brazos se pode de pie y flipa, otras veces parece que se quiere ir al suelo y va arrastrando el culete de mi regazo.
Se queda sentado con ayuda (claro) así que un gran cambio ha sido pasarlo del capazo a la sillita. Por un lado genial, pesa menos, cabe mejor en el maletero y él va mas distraído, pero por el otro... en el capazo también se iba distrayendo conmigo y descansaba mejor, pero... ¡es que no cabe! y mira que mi capazo es grande.
Respecto a la lactancia ya se engancha solo que da gusto, come lo mismo sentado, tumbado y como si lo quiero poner haciendo el pino, está hecho un artista.
Y esto no se si es una habilidad, pero sabe cuando no estoy cerca, creo que tiene un radar o algo, como que me huele, sobre todo cuando se despierta, si estoy en la cama, aunque no me vea no llora, pero si no estoy suele llorar.

Sueño
Aquí hemos tenido un pequeño bache de unas dos semanas.
Minicuna colecho
La minicuna donde dormía como los ángeles (ver imagen, por cierto, el dosel lo he hecho yo sin tener idea de coser)  se quedó diminuta y provisionalmente lo puse a dormir en una cuna de viaje que me regalaron pero con un colchón de cuna normal y no fue buena idea, se despertaba cada 2horas, a veces se desvelaba, lo dormía en la cama dándole el pecho y como se pone sudando a mares lo pasábamos a la cuna y ahí descubrimos que el mito de "la cuna con pinchos" no es solo un mito, por muy dormido que estuviera y por mas cuidado que tuviéramos era rozar el colchón y ¡buahhhhhhh! pero oye, un grito que parecía un marranillo el día de la matanza, un gato al que le han pisado el rabo, una... vale vale, ya está bien de comparaciones, que chillaba y lloraba que partía el alma vaya.
Por suerte decidí comprar una cuna en Ikea y convertirla (como muchas bloggeras que con su idea han sido nuestra salvación) en cuna colecho quitando el lateral y acoplándola a mi cama, he de decir que ha sido la solución, el niño vuelve a dormir la mar de bien, cerquita de mí y protestando para comer sin llegar a despertarse, nos queda cortarle un poco las patas para que esté exactamente a la misma altura que nuestro colchón.
Sin darnos cuenta hemos elegido la opción de colecho versión light, es lo mejor para todos en nuestro caso y mas que una elección ha surgido así y ha sido buena elección.
Sigue con su siesta de por la tarde, ligeramente mas corta que antes y a veces por la mañana ya no duerme porque se despierta tarde.

Y por último una curiosidad, si con 4 meses os contaba que le gustaba que le diera besitos en las mejillas ahora le encanta, es mas, si se desvela en la cuna después de comer, me acerco y le doy montones de besitos y hasta pedorretas suaves y adividad!!! se queda frito sonriendo y si paro antes de que coja el sueño me mira de reojo y hace, ummm, ummm, que traducido al idioma del piratilla es: no pares mamá.


12 de agosto de 2014

No tengo suficiente leche: Hipogalactia

Como ya dije hace tiempo, al nacer mi peque me llevé una tremenda sorpresa al descubrir que a veces el tipo de lactancia que se da al bebé no se puede elegir.
- Primero elegí dar sólo pecho, pero no pudo ser: no tenía suficiente leche (ni tengo aún...).
Así que tuve que quedarme con lactancia mixta, me daba pena verle llorar enrabiado cuando se quedaba la tetilla vacía y apenas podía soltarlo para hacerle un biberón, es más, no podía soltarle, se pasaba el día al pecho (por esto de que cuanto mas te lo pongas mas leche tendrás...), lloraba mientras le hacía el biberón el pobre y después del llanto acababa con gases... Es complicado hacer un biberón con un bebé medio enganchado al pecho y una sola mano libre, donde hay que montar el mecanismo de los biberones anticólicos... , ¿y prepararlo antes de la toma? cuantos biberones habré tirado fregadero abajo porque en esa ocasión la teta fue suficiente, pero bastaba que no me anticipara preparando uno para que esa vez tuviera mas hambre.
Soltarlo para hacerle el biberón no era una opción, porque su desconsuelo era tal que se me ponía negrito llorando y acababa vomitando (hala, toda la teta a la puñeta con lo que me cuesta y lo que le gusta..., que cada gota me parece un tesoro). Pobrecito mío...
Aún recuerdo esos días que hasta iba al baño con él enganchado y después no podía ni ... volverme a subir la ropa interior...
Imaginad la escena... mi marido entra por la puerta y ¿que ve? a mí, pelos de recién levantada a las 2 de la tarde, el sujetador de lactancia con las "ventanillas" bajadas, el niño en brazos con una mano, mamando de aquella manera y la otra mano queriendo cocinar... a todo esto...¡¡¡sin bragas!!!. Ahora me río, pero era horrible verme así de desvalijada.
Por este motivo decidí dar sólo biberón, pero... ¿biberón? ¡ni hablar! bastaron un par de tomas sin dar antes el pecho para darme cuenta, 3 leches distintas, vómitos o cólicos.... Se volvió irritable, nervioso, estreñido, el culito al rojo vivo,  llorón... parecía otro niño, para mí fue insoportable verle sufrir así a cambio de poder llevar las bragas puestas.... jajaja, tenía que soltarlo.
Entonces me lo puse al pecho, mi insuficiente pecho, succionó lo poco que había y lo ví claro como el agua, me miró y sonrió con su boquita de par en par, me lo estaba diciendo claramente: no compres mas leches, esta es la que quiero. Mi niño quería teta, pues teta iba a tener.
Otros bebés son felices y sanos con los biberones, el mío no es uno de ellos.

Ahí empezó mi batalla, mis peleas diarias con la teta, el niño con hambre ¿pero porqué no tengo suficiente leche?, me cabreaba conmigo mismo, con la teta y con la misma madre naturaleza, sólo pedía tener leche para mi niño ¿es mucho pedir?, os parecerá una tontería, pero ver llorar a mi niño de hambre me dolía en lo mas profundo.
Me puse a buscar información y ayuda por todas partes, escuchando consejos de profesionales (todos de gran ayuda), porque los consejos de la gente de la calle poco servían...

Me dijeron que me pusiera al niño en un pecho y un sacaleches en el otro para aprovechar la subida de oxitocina.
Me hice con un sacaleches eléctrico, pero nada, que de todos modos no me libraba de dar algunos biberones tras el pecho, sin que le sentaran mal, eso si, pero con las prisas de siempre.
Conseguí cambiar el biberón de leche de fórmula de madrugada por uno de mi leche que me iba sacando durante el día, fue mi primera batalla ganada, pero aún quedaba mucho para ganar la guerra...

Si me pillaba en la calle y le daba sólo biberón de nuevo empezaba el malestar del niño, así que opté por dar pecho antes SIEMPRE, pero en la calle o delante de la gente no me sale leche, en serio, no me sale, incluso si la aprieto, en vez de chorrillo sólo caen gotas y mi niño se enfada y muerde desesperado, me pongo tan nerviosa que creo que el peque lo nota, así que para dar el pecho tengo que estar tranquila, lección aprendida.

Fui probando mas cosas, hasta que al final opté por seguir el consejo mas repetido, ponerme mas aún al niño al pecho, cada rato, pasé días enteros sin salir de casa (bueno, subía a la terraza), en plan ataque sorpresa a la teta, cada hora, cada media hora, por narices. Y ahí gané otra batalla, eliminando el biberón de por la mañana. Pero no podía vivir encerrada y me conformé con ese segundo biberón ganado...

Empecé a tomar infusiones y levadura de cerveza (por si acaso), a dar el pecho súper relajada y mejoró la cosa, en el sacaleches ya tenía para dos biberones diarios (tres biberones menos al día).

El siguiente paso fue hacerle mas pequeños los biberones, la mayoría de las veces me costaba ir corriendo a hacer otro rápidamente, pero a veces, con el pecho y medio biberón se quedaba satisfecho, aunque a la hora y pico le tenía que volver a dar. Fui bajando la cantidad de 30ml en 30ml. Así pasé casi dos meses y hasta ahora, a veces doy sólo un suplemento de 60ml.

No lo he logrado del todo, pero casi, hay días que no doy biberones y tampoco me saco leche (qué alegría librarme del sacaleches de vez en cuando!!!!) , porque sólo con el pecho tengo para toda la noche y mi niño duerme divinamente.
Un truco:  ya no enciendo la luz, lo arrastro de su cuna hacia la cama y tumbada le doy de comer de una y la mayoría de las veces de las dos y al no haber luz ni movimiento el ambiente es tan relajado que tanto él como yo volvemos a coger rápidamente el sueño. Para el próximo bebé usaré la minicuna colecho desde el primer día y en cuanto tenga habilidad de engancharse... comerá en la penumbra.

Sigo bajando la dosis de los biberones y poniéndome al niño a mamar antes de que tenga hambre, es muy duro, muy sacrificado y también muy satisfactorio, porque el niño está hecho un primor, ni llora ni tiene malestar alguno, es todo sonrisas y parloteos, duerme como un bendito, está un poco gordito, pero dentro de lo normal, sano y feliz. Por un lado vivo un poco "encerrada" en casa, pero por otro lado hemos ganado calidad de vida, mi marido, mi niño y yo, hasta mis gatos que duermen en el patio de al lado de la cocina, los cuales ya no despertamos por las noches al calentar biberones. Hasta el fregadero agradece no llenarse de biberones, que había días que se acumulaban sin poder fregarlos. Todos contentos, ya saldré mas.

¿Es normal lo que me pasa? sí y no.
La mayoría de los casos de mujeres que no tienen suficiente leche, o creen no tenerla, son casos de hipogalactia falsa que se suele solucionar insistiendo y con muchísima paciencia. Descubre si tienes este problema.
Si tu bebé se queda con hambre, lo primero que hay que descartar es justo eso: ¿realmente se queda con hambre? o ¿llora por otro motivo?.

Si coge peso semanalmente sólo con lactancia materna, no tienes hipogalactia.
Si de verdad se queda muerto de hambre lo notarás porque empieza a mamar feliz y al poco llora, mordisquea, llora, se suelta, se cabrea, pero te lo pasas al otro pecho y de nuevo es feliz durante un rato, cuando se suelta cabreado te aprietas el pezón o te pones el sacaleches y efectivamente, casi no sale nada, el llora y te busca el pecho...si, tiene mas hambre. Tienes 2 opciones, 1. consolarlo como sea y en cuanto puedas ofrecerle el pecho de nuevo o 2. darle un biberón, yo hacía lo primero hasta que ya no se calmaba.

Mi primer síntoma fue en el hospital, a pesar de tenerle todo el rato al pecho en el pañal aparecieron unas manchitas naranjas: indicios de deshidratación = biberón.
Tenía un problema así que acudía a los expertos. Me evaluaron el enganche y la succión del niño, la postura y como me agarraba yo el pecho, mejoré eso, pero aún no tenía suficiente, a lo mejor si Huguete fuera menos glotón... o tal vez tenía esa ansiedad por comer por mi culpa... pensé de todo,  pero no es cuestión de culparse, eso no sirve de nada y tampoco aumenta la cantidad de leche, así que ¡fuera culpas!
A veces no tenemos leche suficiente por como mama el bebé lo cual podemos corregir una vez detectado, para evaluarte lo mejor son los grupos de apoyo a la lactancia, aunque mi matrona y la enfermera que le puso las vacunas a Hugo también me ayudó mucho con eso. Dí de mamar a mi niño delante de ellas mientras observaban, fue como pasar un exámen, sin embargo no me puse nerviosa, estaban allí para ayudarme.

¿Tienes poca leche? ¿como solucionarlo?

- Evaluando la toma y si es necesario: Corrigiendo la postura, el enganche, la succión, intentando dar el pecho en un ambiente relajado, en estado zen vaya, sin la tele ni hablando con nadie, sin el móvil, concentrada en el bebé y aspirando su aroma, dicen que esto estimula nuestras hormonas y será más fácil amamantar, tras un baño caliente, dando masajes circulares en el pecho antes de la toma y dando cada vez menos biberones (si los dabas).
A veces si nos apretamos el pecho mal en vez de salir mas leche lo que hacemos es oprimir los conductos y taponarlos o si estamos incómodas o tensas que el flujo sea lento o nulo. Prueba de distintas maneras.
 No dudes en buscar ayuda en el pediatra, matrona o grupos de apoyo de tu centro de salud. Que te ayuden con la postura y el enganche.
Si la succión duele, el enganche no es bueno, sigue probando, porque no debe doler.
Si no tienes formado el pezón, inténtalo con pezoneras y después... yo para quitarlas, empezaba la toma con ellas y después me pellizcaba el pezón y areola para meterlo en su boquita (como en la fotografía que os he puesto), y con mucha paciencia al final se enganchó un buen día un poco, y así progresivamente.


Hechos:

Mi nene es un glotón, a los datos de su peso me remito: 4 meses y medio y 8,500kg, en breve habrá triplicado su peso de recién nacido, así que entre que tengo poca y él quiere mucha....
Le he tenido berreando al pecho, pensando a veces que no le gustaba, y era que tenía flujo lento y él quería mas, hasta que vi que tranquilizándome yo se relajaba él y acababa mamando contento, porque los primeros minutos me salía poquísima y se irritaba.

Admito que he llorado de pena e impotencia por no tener suficiente leche y que el biberón no pudiera sustituirla del todo, me he sentido fatal como si le fallara a mi hijo, sin entender porqué no tengo tanta leche como otras madres hasta que me lo dijeron: hipogalactia (pinchar para saber mas).

Puede que sea por el hipotiroidismo o por mis problemas hormonales, tal vez nunca tenga suficiente cantidad para una toma completa, pero puedo tener para media toma y darle el doble de veces, o el triple si es necesario, porque se puede si estás predispuesta a ello, tienes tiempo y sobre todo un temple y una paciencia infinitos, con hipogalactia falsa o la infrecuente hipogalactia verdadera, yo he podido.


Añado que entiendo perfectamente que muchas madres que daban el pecho al final hayan optado por el biberón, yo he tenido este problema, pero me consta que hay muchos mas.

Ahora en la cara de mi bebé puedo ver una satisfacción, una especie de éxtasis cuando mama, me alegro de haber insistido tanto, porque es lo que mas le gusta en el mundo, lo que mas le relaja y le consuela, es su derecho y se lo merece, él me ha enseñado, desde el principio él sabía todo lo que había que hacer,  he sido su aprendiz y ahora puedo decir que es muy bonito verle comer de mi cuando al fin he saltado los baches, la lactancia materna es muy bonita, es verdad, pero... también puede ser una tortura, difícil y un gran sacrificio, bien lo sé.
No hablaré de toooodos los beneficios para la salud de ambos porque hay montones de sitios donde expertos hablan mejor sobre ello. Yo os cuento mi experiencia.
A veces surge espontáneamente sin problemas, otras nos tenemos que esforzar muchísimo. A veces puedes decidir como alimentar a tu bebé, a veces... es él el que decide.

29 de julio de 2014

4 MESES

Mi piratilla ha cumplido cuatro meses y aún hay veces que me quedo embobada mirándolo creyendo que estoy soñando.
Pesa 8,200kg y mide casi 68cm. Está muy grande y mi espalda lo nota.
Por lo de la cabecita le sigo tomando mucho en brazos (y por placer, que con lo que pesa ya mismo no podré con él).
En este mes he notado grandes cambios, está mucho mas espabilado, ya no tararea cuando le canto, es él quien canta, a veces antes de que yo empiece a acunarlo, se autocanta como para decirme exactamente lo que quiere, que le cante, y se duerme en un minuto, estoy alucinada y a lo mejor es lo mas normal del mundo, jajaja, pero es que entona y todo. ¿Vuestros bebés cantan? ahhhh ahh mmmm ehhh ahhh mmmm nennn taaaaa.
Otras veces le canto para jugar y también canturrea, o canta él solo en la cuna, se emociona y hasta grititos le mete a la canción (eso me pasa por ponerle Michael Jackson y baladas Heavys). Su vocecilla deja a papis, tíos y abuelos pasmados, una cosita tan pequeña el arte que le pone...
La verdad es que creo que soy responsable, porque me apasiona la música y le canto muchísimo, y le gusta tanto que hay veces que me agoto y pido relevo al papá para que continúe con el concierto.
Ríe, pero a carcajada limpia, casi siempre conmigo y un par de veces con papá (que está verde de la envidia), a veces el sólo hecho de que nuestras miradas se crucen ya le provoca la risa, debo de tener cara de mona o algo, porque es que le llegan a dar ataques de risa¡qué carita tan bonita pone! pareciera que hasta los ojillos le ríen.
Presta atención a lo que le dicen, a la tele, aunque no le dejo mucho que la vea aún y sobre todo a la música, adora que le canten.
En casa es mucho mas dispuesto que en otros sitios, en la calle se corta un poquito mas, aunque se porta muy bien y hasta aguanta estoicamente los pellizcos que le dan en los mofletes sin rechistar, ya protesto yo por él.
Juega, juega mucho, con juguetes blandos y los que hacen ruido, el móvil de la cuna, etc, aunque su principal fuente de diversión después de las payasadas de mamá es su trapillo, el que use en ese momento para limpiarle la boca a él y a mi el pecho cuando mama.
Se vuelve loco con un trapo, se ríe, lo babosea, lo estira, se tapa la cara, tengo que tener mucho cuidado porque trapo que ve, trapo que agarra.
Jugamos al caballito, se sostiene sentado con ayuda y a trotar, le canto la de corre corre caballito y es que se mea, la boca de par en par con una cara de fascinación que me encanta.
Le gusta mucho estar sentado, se agarra fuerte a mis dedos y se sienta con cara de satisfacción, ahora todo son logros y descubrimientos.
Y claro, el clásico de taparme la cara y decirle ¿dónde está mamá? ¡aquí está! da igual cuantas veces lo repitamos, le encanta y agarra el trapo y se tapa, pero aún no sabe quitárselo de la cara, le falta mas habilidad con las manos.
Es muy cariñoso, se acurruca cuando lo tienen en brazos y pone la cabeza para que le den besitos, al pobre lo tengo torturado a besos todo el santo día, le gustan, creo que ya está inmunizado a la madre tan pegajosa que le tocó y fue con besos con lo que descubrí las cosquillas que tiene en los mofletes y el cuello.
Empiezan a molestarle las encías, todo se lo lleva a la boca, lo "muerde" me agarra la mano y a la boca a morderme y oye, esas encías están bien duras, ¿eh?. babea bastante y ha aborrecido el chupe en 3 días, cada vez lo aguantaba menos hasta que ha llegado al punto que si le insistes llora, así que nada de insistirle, chupe guardado y cuando lo quiera ahí está y sino para reciclarlo. Ahora ha decidido que prefiere usar la tetita de mamá para dormirse y de paso toma extra antes de irse a dormir y el chupe... ¡para el gato!.
En lo de glotón no ha cambiado.

Lo de dormir... una maravilla (casi siempre, que también se desvela el muchacho a veces), ya no me levanto de la cama, sólo toma pecho por las noches tumbado en la cama y por fin he logrado quitar mas de un biberón de leche artificial del medio, ya sólo toma 2 a 4 biberones de 120ml al día, el resto del tiempo es pecho, pasa hasta 14 y 15 horas sin probar la leche de lata, ¡qué trabajo me ha costado llegar a esto!.

Se ha dado sus primeros baños en una piscinita y le encanta, el agua le gusta mucho y he decidido que en septiembre nos vamos a apuntar los dos a matronatación a ver si le gusta, ya os contaré como nos va.
Un día me dio por meterlo en la bañera con papá y conmigo y se lo pasó pipa y ya es cosa diaria, chapotea tanto que el agua llega al techo, lo dejo que se agote, cuando se cansa de patalear se gire y busca su teta, mientras papi sale de la bañera y le prepara un poco de biberón.
Se queda relajado y justo antes de dormir lo tumbo en la cama o en el sofá conmigo y teta de nuevo y ahí es donde se queda frito.

Al final no he comprado hamaca, parque ni trona por ahora y lo llevo bastante bien sin estas herramientas, (aunque mi ciática no piense igual) paso todo el día jugando con él o dándole pecho tan entretenida y claro.... después toca hacer las tareas de casa y la compra a la velocidad de la luz porque los días vuelan.



El pirata en su minicuna
Lo que si necesito es una cuna mas grande, porque la minicuna ya casi no le vale (justo ahora que acababa de terminarle el dosel... ,¡¡¡ ha crecido muy rápido!!! La minicuna que tengo en la de Micuna, una cododo, es de co-lecho y nos encanta, he mejorado mucho de la espalda desde que la compré y ojalá la hubiéramos tenido antes. Se regula a la altura de la cama perfectamente, así que cuando toca toma lo arrastro hacia mí y al no encender ni la luz el peque no se espabila (y yo tampoco, así no me desvelo) y se queda dormido mamando, a veces lo devuelvo a la cuna y otras lo dejo conmigo en la cama.

Esta foto es prestada de internet


Ya se le está quedando pequeña así que la usaré como sofá decorativo para su cuarto y cuando sea mas grande como escritorio mini (sí, me costó 300€ pero es preciosa, de madera y tiene mucha vida).
Minicuna convertida en escritorio












Cada mes me parece mejor que el anterior y aunque hay cosas que han sido y son realmente duras y conllevan un gran sacrificio... con el peque he tenido suerte, él es el gran genio, el maestro que me ha ido enseñando a superar los obstáculos que he ido encontrando en la maternidad, sobre todo en la lactancia, informarme me ha servido mucho, el grupo de lactancia, la pediatra, pero al final mi niño es el que tenía las respuestas y las soluciones.
Por cierto... este mes tocan vacunas, en unos días, odio las vacunas....






7 de julio de 2014

Braquicefalia o Braquiocefalia

Hasta hace poco yo no tenía ni idea de qué demonios era eso, lo había leído en algún sitio antes, pero es ahora cuando le presto verdadera atención.
Aunque nadie me dijo eso de cómo se pone a dormir al bebé, en los blogs y artículos pediátricos he leído que hay que ponerlo a dormir desde que nace de lado, alternando entre uno y otro para evitar malformaciones craneales, ya que la cabeza de los bebés es blanda y su estructura fácil de aplanarse si no cambiamos al bebé de postura, pudiendo provocar malformaciones craneales como: plagiocefalia, escafocefalia y braquecefalia, aplanamientos por un lado, por ambos laterales o por detrás, respectivamente.

¿Qué es la braquicefalia?
Cabeza plana por detrás, ya sea de nacimiento o posicional.

Mi niño
Imagen de infocefalia.com
Hay bebés mas propensos a sufrir este trastorno. Cuando la sutura coronal es muy inmadura (típico en prematuros entre otros),dicha sutura es el empalme fibroso que une el hueso frontal con los laterales y superior del cráneo, si no lo corregimos a tiempo, una vez se cierren y queden fijas ya no habrá remedio.


Los grupos de riesgo son:
- Prematuros
- Varones
- Nacidos con forceps o ventosas.
- Disminuidos psíquicos
- Nacidos de partos múltiples
- Por mala postura en el útero, ya sea por mala ubicación o malformación uterina.

Mi niño nació con la cabeza un poco "apepinada" por arriba, pero en pocos días se le quedó redonda y normal.
A pesar de colocarlo en la cuna de un lado y de otro con un altivuelco incluso, fue cumplir los dos meses y por mas que yo lo colocara de lado él se ponía boca arriba, si le insistía se ponía a llorar y no se quedaba dormido, lo metía dormido en la cuna de lado y despertaba, el puro agotamiento nos hizo ceder y dejarle dormir como quisiera.
Con 3 meses su cabeza no tiene una forma normal, por delante no se nota, pero si lo miro desde atrás si, tiene la cabeza plana por detrás, lo que se llama Braquicefalia o braquiocefalia posicional.

La prevención era "sencilla", evitar que el niño pasara demasiadas horas en la misma postura, pero no lo he sabido evitar, es un niño muy tranquilo y dormilón, cuando no está en la teta, duerme boca arriba.

¿Y ahora qué? una vez detectado el problema, porque es un problema y no sólo estético, ya que el aplastamiento impide el correcto crecimiento del cerebro y el cráneo del pequeño, tendiendo a deformarse por otras zonas y en los casos mas graves ocasionando lesiones irreversibles con secuelas permanentes.
He encontrado algo de información en esta web: www.infocefalia.com.

Soluciones:
- Pues bien, lo primero es ir al médico, el pediatra evaluará el caso de tu hijo, si realmente su cabeza tiene algún tipo de malformación y te dirá maneras de contrarrestar ese aplanamiento. ¿Cómo?




- Uso de cojín especial, tiene una cavidad en el centro para aumentar la superficie de contacto y así reducir la presión en un solo punto. Se puede usar acostando al bebé de lado o boca arriba. Lo uso en la cuna y en el carro.

MUY IMPORTANTE: el mero hecho de usar este tipo de cojín no solucionará el problema, lo mas importante es impedir que el niño se apoye en la parte aplanada de su cabecita, el cojín sólo sirve para reducir presión, no la elimina completamente, que es lo necesario. Así que no os confiéis y le dejéis estar en una posición que presione la zona plana demasiado tiempo, sin ni con cojín. 

Los hay de todos los precios, desde 15 a 60€. Todos funcional igual.


- Lo tomo en brazos mas aún, incluso si es posible lo dejo dormir encima de mi dejando la parte plana al aire. Es muy duro porque no puedo hacer nada mas.

- Evito que apoye la cabeza en la cuna, sin olvidar el carrito, donde también le pongo de lado, cuando no es posible es cuando uso el cojín especial.

- Lo coloco en posición de "Tommy time", tiempo de barriguita, con la barriga en el colchón, lo distraigo todo el rato que puedo en esta postura usado juguetes y todo lo que se me ocurre, además gracias a esto he notado grandes avances a la hora de sostener derecha la cabeza.

- Cuando lo logro, lo pongo a dormir boca abajo, con la carita hacia un lado u otro, siempre bajo vigilancia.

Cojín antivuelco de la web
Mi antivuelco casero

- Uso cojín antivuelco o rulo  (hecho por mí), para ayudar a mantenerle de lado. Ésto sólo funciona al principio, luego lo usan de juguete y se giran que da gusto para colocarse como les da la gana.







- Masajeo con muchísima suavidad las partes abultadas, sin presionar, como queriendo darle de nuevo forma redondeada, aprovecho la hora del baño para dar este masaje durante uno o dos minutos. (Podéis ver el modo correcto de hacerlo en youtube).


- Casco corrector. Último recurso, si el/la pediatra lo ve necesario te mandará este tipo de casco, la mar de incómodo, si te cuesta que tu bebé duerma de lado, imagínate lo que te costará que duerma con ese armatoste.
cascoortopedico.com


Estoy bastante preocupada y me paso el día intentando evitar que apoye mal la cabecita, es muy complicado y requiere mucha constancia y esfuerzo, porque ellos quieren permanecer justo en la posición menos adecuada.





Por suerte parece que lo voy a pillar a tiempo y puede ser reversible, o eso espero, ya os iré contando.

Mientras me gustaría conocer vuestras experiencias, las posiciones elegidas por vuestros bebés a la hora de dormir y si alguna tuvo problemas de este tipo y en caso afirmativo si lo pudisteis corregir a tiempo.




21 de junio de 2014

3er MES

Cómo crecen los bebés, ¿verdad? y yo creo que mi gordito un poco más rápido que la media, a veces lo tengo en brazos y le digo: crece mas despacito hijo. Hace tiempo que multiplicó su peso de recién nacido.
La mayoría de los bebés no lo duplican hasta los 4-6 meses.
Pesa 7kg y mide unos 63cm. Usa la talla 6 de casi todas las marcas de ropa, menos la de Mayoral que le sigo poniendo la talla 2-4 meses.
Sus hábitos de alimentación siguen la misma dinámica, le sigo metiendo biberones de leche de fórmula complementarios porque soy incapaz de saciarle con el pecho y lo estoy intentando todo (ya os contaré proximamente algo sobre la Hipogalactia, la insuficiencia de leche materna).
Lo que si ha cambiado es los hábitos de sueño, una noche de pronto ya no despertó a las 3-4 horas de la última toma, sino a las 6h y desde entonces aguanta 6-7h. 
Además suele dormir 10 y 12 h, con un par de tomas entre medio, pero es comer y dormirse, a veces mientras mama o otras con una pequeña ayudita que consiste en ponerle el chupe, acunarlo y cantarle flojito, pero no una nana, porque son realmente cortas, sino que yo convierto cualquier canción en nana modificando el tempo y el tono, una de Michael Jackson: you're my life (preciosa, por cierto), baladas de Mägo de Oz y su preferida sin duda, la que nunca falla a la hora de dormirle es : Always on my mind de Elvis Presley. 
Es capaz de sostener la cabeza medio bien cuando lo tengo en brazos y muy bien cuando lo pongo boca abajo (Tummy time), cuanto mas practica mejor se le da y últimamente practicamos mucho por problemas con la braquicefalia (próximo post). 
Se agarra con fuerza a mis dedos e intenta sentarse, juega mucho con sus manos y se entretiene un montón con sus juguetes, está empezando a llevarse todo a la boca, tiene un manejo sorprendente para ponerse el chupe cuando se le sale de la boca, bueno, cuando lo escupe, lo tira y se lo pone y así pasa el niño el rato.
Tiene un móvil de patitos que le fascina, por mas que se lo ponga no se cansa, cuando para tiene un sensor de voz que si el niño llora o chilla se enciende automáticamente y si quieres tienes la opción de grabar un mensaje para calmar al peque, primero se escucha el mensaje y después "Mama Pata" se pone a cantar". 

Cascurrea cada vez mas y cuando le canto a veces se anima a entonar, es muy gracioso porque la cara que pone de circunstancia y su vocecilla es para mondarse, a ver si lo pillo un día en acción, porque no sé si me pasa a mí o a todo el mundo, hace a todas horas cosas súper graciosas o que nos sorprenden, pero es ir a por la cámara o el móvil y ...NADA, bebé estático mirando con cara de "pero que haces mamá". Aburrida dejo de grabar y de pronto ahí está él, mostrando de nuevo sus habilidades en exclusiva para mí (y en contadas ocasiones para su papá), pero si intento grabarlo... de nuevo STOP, niño quieto.
No es que haga nada especial, supongo que todos los bebés hacen cosas similares, pero admitámoslo, por mas bebés que hayamos visto haciendo cosas así, cuando lo hace el nuestro gusta mucho mas y la baba se nos cae literalmente.
Mira fijamente a los ojos, sigue objetos con la mirada y cuando lo tiene alguien en brazos no deja de girarse para buscarme, si le sonrío me sonríe, si le hablo me contesta en su idioma y se esfuerza mucho en imitar todo lo que le decimos y le hacemos papá y yo, con los demás no es tan complaciente y tan solo les dedica algunas sonrisas.
video
Otra curiosidad es su forma de succionar, no cuando come, sino cuando duerme, sin chupe ni nada, hace amago de mamar unos segundos, una pausa de 10 segundos y otra vez a mamar en sueños. ¿Vuestros bebés lo hacen o lo hacían?

Sus ojos son definitivamente verdes, ya no queda en ellos nada de celeste, ¿a qué edad se les definió el color de ojos a vuestros peques?


20 de junio de 2014

Después del parto...YO

Siempre que se habla después del parto se trata del post-parto inmediato y luego sólo tenemos palabras para nuestros retoños que son lo que mas nos importa, pero hoy que tengo un hueco quiero hablar sobre que me he encontrado después del parto, del bebé y de todo, ¿qué pasa conmigo?.

Cambios, físicos menos de los esperados, pero los hay.

Peso: Engordé 13 kg en en embarazo, el cual ya empecé pasada de peso entre unas cosas y otras, pues bien, en menos de 10 días había perdido 12kg sino recuerdo mal, después engordé un kilo de nuevo y ahí me que quedado, a 2kg del peso antes del embarazo.

Flacidez, va mejorando día a día, sobre todo si te echas alguna crema reafirmante, realmente rápido, hasta que la mejora se planta y ahí me he quedado, a medio camino con lo bien que iba. Se nota en la barriga, el pecho, glúteos, muslos, brazos (en fin, se nota).

Celulitis, la que yo tenía de serie acumulada en los últimos años se ve que ha hecho una fiesta y ha llamado a sus amigas, porque se ha triplicado por lo menos, y ahora sin poder echarme ni cremas ni nada...
Como anécdota os contaré que fui a comprarme un par de bikinis, porque los cántaros que tengo (105C - 38 C) se niegan a entrar en los bikinis del año pasado, cuando me vi en el probador... uff, celulitis es poco y cuando la de la tienda me dijo, ¿puedo  ver como te queda ese? yo suspiré, tragué saliva y abrí la cortina, le mostré el bikini y me dije: chica, mira al carro, mira a tu niño, no te mires el culo, nooooo, jajaja.

Varices: soy genéticamente predispuesta a padecerlas, de hecho ya me las quité con inyecciones y láser. Acaban de volver a mí, pequeñitas pero matonas, así que me toca ahorrar para quitarlas antes de que vayan a mas.

Estrías: pocas, muy pocas, sólo en el pecho de estas finas y entre rosas y moraditas, pero es dejar de usar crema un par de días y se marcan mas, así que ahí estoy, luchando contra ellas antes de que se vuelvan blancas y eternas, por ahora las mantengo a raya, pero no me puedo despistar. Es una lata porque me tengo que lavar el pecho para quitarme la crema cada vez que toca toma, y este niño cada día come mas, así que venga lavar, creo que debo tener las tetas mas limpias del barrio (estamos en confianza, ¿no?).

Episiotomía: por mas aceite de rosa de mosqueta y los desagradables masajes en la zona perineal, tanto esfuerzo no sirvió para librarme de el cortecito de rigor, aunque la matrona confesó que se apresuró al cortar con la excusa de "pensé que tardarías mas en dar a luz y quería evitar sufrimiento fetal... ". Yo iba dilatando divinamente, había empujado en 3 contracciones nada mas y bueno, me cortó y vaya tela...
Esto si que me está dando la lata, pero bien dada, al principio estaba tan mal de las secuelas de la epidural que ni noté los puntos, después no dolían, ni tiraban, pero no se secaban y la herida tardó un mes en curar.
Y ahora, tres meses mas tarde sigo con problemas, no hay manera de tener relaciones, me duele muchísimo, pero vaya que ni lubricantes ni nada, que me han dejado eso diminuto y no entra ni aire, la piel rígida y una bonita cicatriz blanca, en relieve y inclinada hacia la izquierda.
Imaginad, un embarazo de riesgo, evitando cada dos por tres la penetración, pensando que ya volveríamos a la normalidad tras el parto y nada mas lejos de la verdad. Hemos perdido mucha intimidad como pareja, me siento rara y frustrada, sí, se pueden hacer mas cosas, pero siento que me han quitado una parte de mi y nadie me había preparado para ello. Tengo esperanzas de que mejore, en 3 días tengo cita con el ginecólogo.

Otras secuelas:
- Fascitis plantar que empezó en el embarazo y no mejora, es mas, ha empeorado. Es un dolor en el talón del pie izquierdo. Me duele desde que me despierto, la primera vez que me pongo en pie por las mañanas es muy dolorosa, al cabo del día queda un dolor latente y convivo con él, pero a última hora de la tarde vuelve a doler mucho mas, aunque ese día no haya andado casi. El dolor se sitúa en el lateral del talón y atraviesa de una punta a otra la planta del pie, al palpar duele mas aún, lo tengo perfectamente localizado.



- Ciática en la pierna izquierda, a veces duele y a veces duele a rabiar, cuando me levanto con el niño en brazos, al ir a sentarme, al agacharme, es un verdadero incordio y a veces ando medio coja.
Empieza en el muslo posterior y baja hasta la rodilla, que también la tengo regular (desde que me caí un buen porrazo que fue entero a esa rodilla estando de 6 o 7 meses).

Las recomendaciones de mi médico es no coger peso, descansar, usar zapato cómodo, hacer ejercicios específicos, nadar y esperar hasta que deje la lactancia y me puedan poner tratamiento para ambas cosas.
No las sigo nunca, no puedo, el niño pesa lo suyo y desde que nació no he tenido a nadie que me pueda ayudar en casa ni con las mascotas (que tengo muchas). Mi casa tiene mucho trabajo.

Pelo: me lo he cortado, este año tengo mas calor que nunca, será el peso extra, el cansancio, las hormonas...

Y... llegamos a la parte emocional, esto da para una entrada enterita, así que continuará....


11 de junio de 2014

2º MES DE VIDA

Mi pequeñajo ya tiene 2 meses, el primer mes pasó todo tan deprisa... pero en este segundo mes he podido deleitarme mas.
No sigue igual de glotón que antes, sino mucho mas, la pediatra me ha dicho que son los picos de crecimiento, donde los bebés experimentan un hambre voraz, Hugo debe de tener montones de picos de esos, porque su glotonería es casi a diario.
Lleva mas de una semana tomando casi en todas las tomas de biberón 180ml, si no llora desconsolado chupándose la mano con desesperación, ni chupe, ni nada le calma mas que comer hasta saciarse, entonces su cara se relaja y sonríe, sonríe incluso dormido como diciéndome: mami, de nuevo me salí con la mía.
Y que hago si tiene hambre... ¿Así va a ser? bebé 1- mamá 0. Por ahora sí...Se sale con la suya.
Si le dejo llorando se pone encendido, acaba echando todo lo que ha mamado, le dan gases y la verdad no creo que sea bueno que llore, aunque hay quien me dice que debe llorar 2h al día porque es bueno para los pulmones... pisssttt, ni me he molestado en buscar información sobre esto, yo no le dejo llorar y punto.

Por el momento la pediatra está de su parte porque me ha dicho que le dé hasta que se sacie, pero nunca repetir un biberón antes de 3-4h, que entre horas le dé todo el pecho que pueda. Dice que hay algunos bebés que ella llama insaciables, pero que mientras no se pasen de peso no pasa nada.
Por ahora mi niño va genial, pesa 6kg, en 2 meses ha engordado 3kg, le pongo la talla de 3 meses y le va justita.

Mis sobrinos de 3 meses toman 90-0120ml y su madre creo que ya no les da nada de pecho, aunque ella dice que sí (supongo que por evitar posibles críticas, que la gente juzga muy facilmente). Ellos son muy llorones desde el primer día y no hay como calmarlos, según me cuentan sus padres, siempre con gases, apenas duermen y sufren de estreñimiento, pero con lo que toman están de peso y tamaño estupendos.

A Hugo como le dé sólo 120ml me lía la de San Quintín y la cara que me pone de... ¿en serio? ¿eso es todo? y en menos de un minuto a protestar y si no le doy mas... a llorar, que él es muy bueno y tranquilo, pero con la comida no perdona.
Me pregunto si los gemelos no llorarán porque se quedan con hambre..., imagino que la madre lo sabría, ¿no?.
La verdad es que hay niños que lo que mejor les sienta es la leche de mamá, se acaban los llantos, las malas noches y todos los problemas, incluso el culete parece que con el biberón se le pone mas rojo y las caquitas de leche materna no se lo irritan, al menos yo que doy lactancia mixta he podido ver estas diferencias con claridad.
¿Mas cambios?
Ahora empieza a jugar, a mirarse las manos con cara de "uy esto que es", a reír a todas horas: cuando le hacemos cucamonas, cuando me escucha, cuando le cambio el pañal y sobre todo por las mañanas, no sólo ríe, es que chilla y todo, patalea y da manotazos a todo lo que pilla, menudos despertares preciosos me regala (a veces demasiado temprano, pero bueno).
video
Dice claramente Aaaaajo desde que tiene mes y poco. (Ver video y si sabéis como se hce para evitar que lo puedan copiar decídmelo que no tengo ni idea).
Duerme muy bien por las noches, despierta solo a comer y acto seguido a dormir, casi siempre, a veces si ha dormido mucho durante el día cuando despierta a su toma nocturna después se pone a parlotear y reir, me da pena apagarle la luz y ahí me quedo, muerta de sueño, mirándole y él mirándome y mirando todo, se que a la mañana siguiente no podré con mi vida, pero...
Tiene los ojos grisáceos, pequeñitos como yo, las pestañas y las cejas rubias, casi no se le ven, los mofletes gordos y los labios gruesos (como su papá), tiene la piel muy blanquita.
Se me está quedando pelón y el pelo ya no es tan oscuro como cuando nació.
Los granitos que le salieron han desaparecido casi por completo, aunque aparecen de forma intermitente de  vez en cuando.
Otro día os contaré como estoy yo a unos meses del parto y claro... os prometo montones de fotos de las cositas de Hugo, cuarto incluído, que al final me decanté por la cuna convertible.